fbpx

¿Para qué se necesitan las pruebas de infiltración?

La infiltración es un proceso donde el agua de lluvia y otro tipo de precipitaciones del ciclo hidrológico general que ocurre en la tropósfera comienza su camino en las capas de suelo de la superficie terrestre de forma directa, o por percolación lateral a partir de cuerpos de agua superficial como ríos, lagos y otras zonas, donde el agua se desplace a velocidades muy bajas y los coeficientes de escorrentía presenten valores menores.

La capacidad de infiltración de un suelo llega a ser un parámetro muy importante en el desarrollo de infraestructura, principalmente, porque los sistemas de tratamiento de aguas residuales como tanques sépticos y plantas de tratamiento requieren el vertido de aguas remanentes del proceso en el suelo del agua tratada.

En la actualidad, existen diversas metodologías para el análisis de la capacidad de infiltración del suelo; sin embargo, para los casos en los que se requiere hacer el vertido mediante campos de infiltración por aspersión en superficie, se ha demostrado que la técnica del ensayo del doble anillo obtiene mejores resultados y simula con mucha precisión el proceso de infiltración por saturación en superficie.

¿En qué consiste el método de Infiltración Doble Anillo?

 El método consiste en saturar una porción de suelo limitada por dos anillos concéntricos midiendo la diferencia del nivel del agua en el cilindro interior.

Fue originalmente desarrollado por Munz y consolidado por Kostiakov con la idea de que colocados los dos anillos y obtenida la situación de saturación, la diferencia de nivel del agua (H) en el anillo interior provoca un flujo laminar de agua.

La tasa de infiltración es la velocidad con la que el agua penetra en el suelo a través de su superficie. Normalmente la expresamos en mm/h y su valor máximo coincide con la conductividad hidráulica del suelo saturado. Cuando la variación de la infiltración se homogeniza la velocidad de infiltración y conductividad hidráulica se igualan con la permeabilidad.

Los anillos utilizados pueden ser de hierro o de acero, con diámetros para el cilindro pequeño entre 0,28 y 0,32 metros por 0,4 de altura y para el cilindro metálico grande un diámetro entre 0,53 y 0,57 con una altura de 0,30 metros.

El tiempo que transcurra hasta alcanzarse las condiciones finales de saturación dependerá de la humedad previa, la textura y la estructura del suelo, el espesor del horizonte por el que discurre el agua, y la altura del agua en el anillo interior.

El objetivo es determinar la velocidad de infiltración en cada uno de los sitios, así como clasificar dicha velocidad obtenida en el rango de conductividad hidráulica. Un estudio muy útil en aquellos proyectos que deseen expandirse o si ocupa construir y desea conocer dónde colocar el tanque séptico.

En Geotectica contamos con un equipo de consultores ambientales con amplia experiencia en este tipo de metodologías que le ayudarán en el desarrollo o expansión de su proyecto.

Califica la entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top